Encuentro con Ariel Rodríguez Bosio

carabosio

El pasado domingo 24 de abril (2016), en una feria magufa frente al planetario en CABA, conocí personalmente a Ariel Bosio, gurú de la micro-secta llamada Arcoíris Universal y –desgraciadamente- charlatán muy famoso en los círculos veganos de Argentina. Sobre éste personaje ya había escrito un artículo en el Círculo Escéptico Argentino, pero su hilarante personalidad de embaucador da material para varios artículos más, e incluso serían perfecta inspiración para algún personaje de sketches absurdos.

En dicha feria “vegana”, había todo tipo de pseudociencias, desde reiki hasta tarot.  Lamento mucho que el veganismo este tan sucio de estos timos que arruinan su imagen, cuando el movimiento en verdad nada tiene que ver con estos. Pero bueno, la experiencia fue divertida, aunque no pude apreciar todas las charlas (pude participar solo en dos).

En una teóricamente se hablaría de Saint Germain, un personaje del siglo XVIII popularizado por la estafadora  sectaria de Conny Mendez (escritora de libros que sirven de base para las sectas de “Metafísica” muy de moda en la actualidad) y conocido en el ocultismo por engañar a la nobleza diciendo que él era inmortal y que presenció la muerte de Jesucristo, entre otras mentiras obvias (también se dedicaba a vender pseudomedicina). La cuestión es que la charla nada tenía que ver con Saint Germain, ni siquiera se lo nombró. La mujer de la charla se limitó a hablar sobre que escuchaba voces, que no eran mentales, sino “ángeles”. Según ella estos ángeles nos siguen desde que nacemos, y si escuchamos “sus voces” nos guiarán hacia una vida mejor donde “podamos realizar nuestra divinidad”. La mujer reconoció poseer problemas psiquiátricos y comentó haber estado internada, hasta que “pudo entender que esas voces en realidad eran seres espirituales”. Bastante triste. Un excelente ejemplo del estado en el que están las personas que dan y participan en tales charlas. Una persona digna de compartir espacio con Bosio.
En un momento exclamó que “cosechamos lo que sembramos, no nos pasa nada que no merezcamos que nos pase”. A esto pregunté si aceptaba que según su lógica, los judíos muertos en el holocausto u otras víctimas de grandes masacres de la humanidad, habían “cosechado lo que sembraron”. Me respondió algo así como que “todos elegimos nuestro destino”, por lo que “los muertos en el holocausto seguro eligieron su destino para realizar un aprendizaje”. Le demostré que esto servía básicamente para justificar cualquier acto atroz, desde una violación hasta asesinatos en masa. Aceptó que nunca lo había pensado y que lo “iba a meditar”. Luego otra persona preguntó cómo diferenciar las voces de los ángeles de las mentales, cosa que la mujer no pudo responder más que aconsejando “meditar”.
Esta pobre mujer evidentemente sufría una esquizofrenia sin tratar, y nada mejor que esta debilidad para caer captada por las más absurdas supersticiones.

Volvamos a Bosio.

Antes de proseguir con la charla que presencié, es importante aclarar que a Bosio le vienen refutando varias charlas, y aun así, no se decide a estudiar y a decir cosas que fueran ciertas cuando las realiza. Por ejemplo, acá le refutan una charla:

http://veganismoracional.blogspot.com.ar/2015/11/ariel-rodriguez-bosio.html

Su charla a la que asistí, fue como siempre una avalancha de mentiras. La alcanzamos a grabar,  y se puede escuchar en este link :

http://ar.ivoox.com/es/bosio-segunda-charla-audios-mp3_rf_11289875_1.html

Pude intervenir en pocas ocasiones, ya que para la segunda pregunta me acusó de “molestarlo”. En la primera intervención refuté su afirmación de que en las verdulerías “se conseguían tomates transgénicos con genes de pescado”, algo que es completamente falso.  Cuando se lo dije respondió que le envié el dato.  Sí, Bosio, no tengo problema en enviarte evidencias por mensajes privados en redes sociales, de hecho lo haría si no me hubieses bloqueado como a todos los que te contradicen.
Luego de que Bosio se llenara la boca hablando de los beneficios de comer “orgánico” (cosa que no trae en realidad, ningún beneficio probado) pregunté por qué sí vivir como primitivos es tan bueno, nuestros antepasados no vivían más de 20 años. Esta pregunta respetuosa fue para él y para sus adeptos, “molesta”, y me enviaron a jugar con los niños.  Lo mejor es que ante esto, Bosio se puso a repetir convencidísimo mitos sobre el atentado a las Torres Gemelas (acá refutan los mitos repetidos por Bosio), como si tuviera algo que ver. Y no es raro, luego uno de sus adeptos, discutiendo sobre epistemología, se puso a hablar de que su vecino le regaló uvas; diagnosticarle TDA a esta gente es poco (y no, el TDA no es un mito).
Está de más decir que Bosio –como siempre- no dijo básicamente nada relevante que fuera cierto. Más bien se dedicó a publicitar el primitivismo, postura que refuto en este artículo, y a publicitarse a él mismo como modo de aumentar el culto a su personalidad.

En varias oportunidades Bosio citó estudios (vaya uno a saber si existentes o no, ya que no nombró el nombre de ninguno ni donde estaban publicados), y hasta a la OMS (para decir que “el mate es cancerígeno”, cuando ni siquiera es cierto, ya que para la OMS el mate está en categoría 2A que es: “probablemente cancerígeno”).  Sin embargo, cuando la ciencia y los estudios no estaban de su lado, como se lo mostré, acusó a los estudios de estar “influenciados” y dijo que para el director de la revista Lancet el “60% de los estudios eran influidos económicamente o de resultados irreplicables” (o sea falsos, digamos). Mi última intervención constó en decirle que citaba estudios a la vez de que desprestigiaba a los estudios en general ¿o es que todos los estudios que lo contradicen son “influidos” pero justo los que cita él no? ¿Cómo sabe que los estudios que él cita sí son válidos? Luego le recalqué que si acepta que la OMS es una entidad respetable (ya que la cita), debería saber que esta aprueba la seguridad de los transgénicos, cuando él expresa manifiestamente estar en contra de estos. Se hizo demasiado evidente que hace cherry picking descarado, si las instituciones y los estudios dicen lo que él quiere escuchar, son ciertos y confiables, si lo refutan, son falso e influidos. A esto me respondió básicamente que él cree lo que quiere, cosa que era evidente.
Bosio llegó al punto de ser tan cínicamente mentiroso (o voluptuosamente ignorante), que atribuyó a Samuel Hahnemann (el creador de la homeopatía) la creación de los estudios doble ciego. Esto no da más de absurdo, y más cuando todos los estudios doble ciego refutan la homeopatía. Incluso afirmó que la ciencia “oficial” “no puede demostrar que la homeopatía no funciona”, cosa que es negacionismo descarado ya que toda la evidencia científica de calidad demuestra a la homeopatía como un fraude (acá hay un análisis sistemático de muchos análisis sistemáticos que demuestran la inutilidad de la homeopatía). Y hablando de negacionismo, alguien le pidió al final de la charla que explique sus explicitas posturas negacionistas del Holocausto, y sus teorías de que los Minions (si, los de las películas infantiles) son herramientas del Nuevo Orden Mundial, pero Bosio decidió ignorarlo y esquivar el tema.
Una vez más se demuestra, que Bosio es un charlatán sin ningún tipo de escrúpulos.

 

Anuncios

9 comentarios en “Encuentro con Ariel Rodríguez Bosio

  1. Esto parece un guión cómico de stand up xD!
    “y sus teorías de que los Minions (si, los de las películas infantiles) son herramientas del Nuevo Orden Mundial, pero Bosio decidió ignorarlo y esquivar el tema.”

    ¡DECIME DONDE ENCUENTRO ESAS TEORÍAS!
    Jajajaja muy bueno Matías!

    Me gusta

  2. Buenos días. He leído tu nota. Mas allá de si ese tal Bosio es o no un chanta. Quisiera conocer tu formación en Psiquiatría y Psicología para aseverar la presencia de Esquizofrenia en una persona solo por haberla escuchado . soy psicologa nacional matriculada y apreciaría me enseñaras tu metodo ya que en 7 años de universidad y otros tanto de profesión jamás me lo enseñaron. Fuera de la ironía tus enunciados tienen un dogmatismo sorprendente. Entre esperando preguntas me voy habiendo leído tantas supuestas verdades…..que en fin

    Me gusta

  3. el exito de bossio es que el tipo (como todos estos gurues) seduce… seduce a las jovatonas con la bombacha floja, seduce a los homosexuales con sus posturas new age y seduce a esa pelota amontonada de animalistas veganistas cacarulieanos etc… logrando asi alguna nota en brando, ohlala la revista de maru botana y otras porquerias del grupo prisa para que de vez en cuando le laven la imagen (el hombre iluminado, las gratiferias, los freeganos, el cierre del zoo porteño que se atribuye) sin ir mas lejos la jefa de suscripciones del grupo la nacion es una “famosa” astrologa que hace un par de dias saco una nota sobre los astros y la educacion de los hijos, imagino que por esos lados vienen los tiros.

    La verdadera cara de Bossio es otra completamente diferente… es un chanta vividor, un violento (doy fe, a veces vendo algún libro por mercadolibre (preguntar a agostinelli que me conoce) herencia de generaciones de parientes comprando boludeces y vendi uno de un yogui cagarcanda, la verdad ni me acuerdo, el flaco vino hasta casa. yo no tenia cambio para darle vuelto y se puso como loco, me pateo la puerta de casa y me quiso cagar a trompadas porque lo mande al chino por cambio, el tipo me retruco que era mi obligacion tener cambio y que se lo iba a llevar igual y le cerre la puerta en la jeta cosa que desencadeno su brote sicotico). luego de eso se me ocurrio googlear quien era este payaso y solo se presentaba como karateca, no como guru ni vegano ni nada…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s