Mes: mayo 2016

La extraña secta detrás de muchos restaurantes veganos

hqdefault                 
Agradezco la ayuda de Juan Drewjn , Flor G., y Eduardo S.

Varios amigos míos veganos venían notando algo peculiarmente extraño en un restaurante vegano de Buenos Aires llamado Konu. Además de su cuestionable higiene, el local poseía una televisión que repetía perpetuamente un extraño programa –que luego identificaríamos como Supreme Master TV . El programa estaba dedicado a una asiática extravagante a la que se presentaba como a una iluminada gurú. Nuestras sospechas de que el local se vinculaba con una secta se confirmaron al investigar y descubrir que tal personaje se hacía llamar Maestra Ching Hai, y que ésta poseía una secta con base en Taiwán (o Formosa, ya que Ching recomienda llamar Formosa a Taiwán[1]) pero con sucursales en todo el mundo. Dicha secta se hace llamar Asociación Internacional Suprema Maestra Ching Hai, es bastante desconocida por el público en general (por lo menos en Argentina) y no posee mucha información en la web. Sin embargo Ching Hai pareciera ser una persona muy influyente, ya que incluso, al parecer, brindó una conferencia para las Naciones Unidas, el 26 de junio de 1992.
Esta es una leve biografía de Ching Hai extraída de un material oficial de la secta:

“La Maestra Ching Hai nació en una familia acomodada de Au Lac (Vietnam), hija de un famoso naturópata. Ella creció como católica y aprendió las bases del budismo de Su abuela. Desde niña, mostró un gran interés precoz por las enseñanzas filosóficas y religiosas, así como una actitud compasiva poco común hacia todos los seres vivientes. A través de muchos años, pruebas, sufrimientos y tribulaciones, la Maestra Ching Hai finalmente encontró el Método Quan Yin y la Transmisión Divina en los Himalayas. Después de un período de práctica diligente, durante su retiro en los Himalayas, Ella alcanzó la iluminación completa. En los años posteriores a su iluminación, la Maestra Ching Hai, vivió la vida humilde de una monja budista. De naturaleza tímida, Ella mantuvo el Tesoro guardado, hasta que la gente descubrió Su enseñanza y Su iniciación. Fue debido al pedido insistente de sus primeros discípulos de Formosa (Taiwán) y Estados Unidos, que la Maestra Ching Hai empezó a dar conferencias alrededor del mundo y ha iniciado muchas decenas de miles de sinceros aspirantes espirituales.”
Libro “La llave para la iluminación inmediata” negritas mías.

Estas sectas tienen como característica el no cuestionable hecho de abrir locales veganos en todo el mundo, aunque estos sean conocidos por su -si cuestionable- precarización laboral.

1

(No fue muy difícil confirmar que Konu estaba involucrado en esta secta)

Según “La llave para la iluminación inmediata de La Maestra Suprema Ching Hai”, un libro que puede conseguirse en PDF en la web, los locales que están “operados por sus iniciados”, son tantos que puestos en lista de doble columna completan 14 páginas del libro (y en el encontramos locales en todos los países, desde Taiwán hasta Alemania, Estados Unidos, Canadá, etc.). Y eso que en dicha publicación faltan locales, ya que no figura el de Paraguay,  ni los de Argentina; que además de Konu tienen otro mercado llamado Noble y Natural, también vinculado (en esta imagen pueden ver como en el cartel externo figura un sitio web de la secta).

Sin título-2
Escribir una leyenda

(Link para que lo vean ustedes mismos)

La costumbre de abrir locales veganos tiene que ver con qué Ching Hai promueve el veganismo, aunque lastimosamente no siempre basándose en argumentos racionales[2]. En el artículo titulado Suma Ching Hai y los restaurantes vegetarianosEducasectas nos brinda uno de los pocos materiales en la web en español sobre éste tema. En inglés, tenemos éste artículo de Skepticvegan.

El carácter sectario de esta organización es demasiado evidente (expertos en el tema como Miguel Perlado y Margaret Singer no dudan en que esta organización es una secta). Tenemos a la “iluminada” gurú de conocimientos revelados, que “tiene contacto directo con Dios” (como lo afirma acá), a la que los súbditos tienen que seguir por autoridad y a la que no se puede cuestionar (y esto lo veremos más adelante), etc. El dogmatismo y los delirios de grandeza de Ching Hai son notables. Sino, vean lo que responde aquí:

“P: ¿Por qué yo debería ser vegano?
M: Yo soy vegana porque el Dios dentro de mí así lo quiere. ¿Entiende?”
(También, del libro citado antes)

Y como buena gurú de secta, los adeptos que la rodean rebozan de un fanatismo grotesco.  Basta ver el Facebook del dueño de Konu para advertir éste exagerado fanatismo.

jmikj

Aquí hay más fanatismo absurdo (esto se encuentra en el libro citado):

“Para algunos, la Maestra Ching Hai es su Madre, para otros es su Padre y para otros es la Amada. Al menos, es la es la mejor Amiga que usted puede tener en este mundo. Está aquí para dar, no para tomar. No recibe pago de ningún tipo por Sus enseñanzas, Su ayuda o Su iniciación. Lo único que Ella tomará de usted es su sufrimiento, su aflicción y su dolor. ¡Pero sólo si usted quiere!”

Dudo mucho que no reciba ningún pago.

En 2010 Ching Hai fue arrestada en una villa de lujo en Italia en un operativo policial que incluyó el uso de un helicóptero y 20 carabineros.  Se encontró 40 mil euros y autos de lujo, también animales como 8 guacamayos importados ilegalmente, y se detuvo a personas por trabajo clandestino. Se la estaba investigando por poseer centros de meditación y muchos seguidores sectarios por el mundo.

Lo adeptos de esta secta donaron en 1996, por pedido de Ching Hai, 880.000 dólares a los fondos de defensa jurídica  de Bill Clinton. Los administradores del fondo jurídico de Clinton devolvieron la contribución por temer que haya sido colectada mediante medios coercitivos.

Algunas declaraciones

Algunos usuarios intentaron desenmascarar a Ching Hai subiendo a Youtube videos en los que ella dice cosas controversiales, sin embargo se borraron muchísimos videos de Youtube por copyright (parece que Ching Hai no le gusta que usen sus vídeos). Acá sin embargo podemos ver algunas cosas que dice:

Admitiendo que usa nombres falsos y que no tiene pasaporte.

Diciendo que si alguien se hace respiracionista y muere no es culpa del respiracionismo es que simplemente esa persona tenía que morir.

Prediciendo el fin del mundo

Diciendo que los que predicen el futuro son idiotas

Pidiendo que no se le critique

Diciendo que tener pocos recursos es mejor y aumenta el CI por el hecho de tener que ingeniarse para conseguir alimento barato.

Diciendo que siempre está en lo correcto

Diciendo que había seres como nosotros en venus y que ahora ya no es más así: minuto 4:50

(Venus posee ácido en su atmosfera  y una temperatura que ronda los 400°).

También promueve a una respiracionista Jasmuheen, la cual causó 4 muertes. Difunde delirios de Astronautas Ancestrales , etc. Y eso que una de sus enseñanzas consiste en “no decir lo que no es cierto”.

Veganismo a como dé lugar

Al investigar sobre este caso y consultar en grupos de veganos me encontré con una curiosa reacción. Al parecer, a muchísimos veganos le molestaba que se cuestione el carácter sectario y delirante de estos grupos y sus restaurantes, ya que, al difundir el veganismo da igual cualquier medio. Esto me parece lamentable. Según este pensamiento, no importa que el veganismo se difunda a través de mentiras, e incluso, a través de grupos coercitivos como lo son las sectas, para ellos, cualquier medio es válido con tal de difundir el veganismo. Esto pareciera significar que su postura no es digna de ser sostenida mediante la verdad, la honestidad y la razón, sino únicamente mediante el engaño y el dogma. Si los veganos realmente creen que su postura es racionalmente sostenible, deberían descartar el intento deshonesto de imponerse mediante coerción o mediante mitos, y preocuparse por difundir racionalmente su postura. Defender una secta solo porque coincide parcialmente con una creencia nuestra es un completo acto de bajeza moral e intelectual.

[1]Como creadora de diseños artísticos así como también maestra espiritual, la Maestra Suprema Ching Hai ama todas las expresiones de la belleza interior. Es por esta razón que Ella se refiere a Vietnam como “Au Lac” y a Taiwán como “Formosa”. Au Lac es el nombre antiguo de Vietnam y significa “felicidad”. Y el nombre Formosa, que significa “hermosa”, refleja más completamente la belleza de la isla y su gente.” Libro “La llave para la iluminación inmediata”.

[2] “Y si nos adentramos en una investigación más profunda, sabremos que nuestro cuerpo no fue diseñado para el consumo de carne. Nuestro sistema, nuestro estómago, nuestros intestinos y nuestros dientes, todos fueron científicamente diseñados únicamente para una dieta vegana.” Ching Hai. Aquí sobre el mito del humano herbívoro.

Anuncios

Alejandro Borgo y el ideológico escepticismo selectivo.

borgo

Artículo escrito junto a Mauro Lirussi

Alejandro Borgo es un periodista argentino relativamente famoso en el campo del escepticismo. Muchas de sus contribuciones al movimiento escéptico pueden considerarse realmente interesantes y valiosas, con el grave problema de que su escepticismo solo es parcial y selectivo, y su arrogancia y deshonestidad demasiado abrumadora. Esto se debe, principalmente, a que lo traiciona su ideología. Borgo es lo que se conoce como “liberal-libertario”, o más específicamente, anarco-capitalista, y actúa en consecuencia siempre poniendo su ideología por delante, incluso del consenso científico. Todo esto de forma completamente hipócrita ya que en sus libros predica hacer todo lo contrario, el “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago” nunca más explícito.
Como se sabe, hay un fuerte lobby de asociaciones libertarias para sostener el pseudocientífico negacionismo del cambio climático antropogénico (cca, abreviado), como podrán claramente ver aquí:

http://circuloesceptico.com.ar/2014/02/libertarios-desinformacion-climatica

Borgo, como buen borrego de su ideología, se adhirió fanáticamente al think-tank libertario del negacionismo del cca. Sobre que el calentamiento global es antropogénico, se puede decir que no les queda dudas a la comunidad científica, ya que el consenso, derivado de cientos y posiblemente miles de estudios y revisiones sistemáticas es muy claro. Básicamente tanto científicos como escépticos están completamente de acuerdo en que el mal llamado “escepticismo del cca” no es escepticismo sino negacionismo completamente bruto. En este extenso, consistente y recomendable artículo explican en que consiste esta peligrosa pseudociencia:

https://www.escepticos.es/node/1785

Un paper donde se estudian más de 20 años de evidencias sobre el cca y sus derivados problemas de salud:

http://acmg.seas.harvard.edu/publications/aqast/articles/patz2014.pdf

En la sección siguiente podrán ver cientos de fuentes y papers para instruirse en  por qué el cambio climático antropogénico es un hecho científico. Papers y fuentes que el supuesto “escéptico” de Alejandro Borgo tuvo la conveniencia de ignorar.
Borgo toma su claro negacionismo como un falso escepticismo, y falso porque sobre este tema básicamente no hay verdadero debate o controversia, hay un claro consenso como lo hay de que el virus del VIH causa el SIDA o de que las vacunas son seguras. Así como hay unos marginales negacionistas de esto, incluso con títulos, también los hay del cambio climático antropogénico, y con igual de nula evidencia. Borgo al parecer no es “escéptico” de las vacunas, pero extrañamente si del cca. Y pongo escéptico correctamente entre comillas, porque organizaciones escépticas como el Comité para la Investigación Escéptica (CSI) participó de un manifiesto firmado por cientos de científicos y divulgadores pidiendo que no se llame escépticos a los negacionistas, que es como llamar ateo al Papa o científico a Jodorowsky.

http://www.csicop.org/news/show/deniers_are_not_skeptics

Es clarísimo, como veremos luego, que el negacionismo de Borgo es pura y vergonzosamente político y para nada racional o científico. Lo curioso es que, en su disonancia, atribuye lo ideológico a los que nos guiamos por la buena ciencia. Incluso en su libro “¿Por qué a mí?” se toma el completo atrevimiento de compararnos a los verdaderos cientificistas con los religiosos, y el tipo se dice “basar en la ciencia” (se ve que cuando esta entra en conflicto con su delirante ideología hace excepciones):

“Cambio climático. El calentamiento global está incorporado como tema de conversación de sobremesa. Como todo el mundo sabe, el hombre está destruyendo el planeta. Ponelo en duda y te darás cuenta de que ha surgido una nueva y tenaz religión” Pag.43

Claro, como si el negacionismo anticientífico no fuera cuasi-religioso. Borgo va más lejos e intenta hacerse el gracioso con esta imagen:

13162160_10208324673451864_1562805897_n

Del cuestionamiento al bloqueo (por Mauro Lirussi).

Está claro que en Facebook uno puede decir cualquier cosa. Sin embargo no es excusa para decir cualquier tontería, o comportarse como un necio. Y menos si somos Alejandro Borgo, nuestro Facebook es público y, dada la pobreza general del medio local, nos consideran un referente del escepticismo, capaz de pasearse por los medios, escribir libros y dar charlas. Ese es el único sentido que tiene esta sección de la nota -si tiene alguno- y ciertamente no existiría si  el protagonista hubiese sido alguien oscuro e ignoto, como sus autores.

Todo comienza con una publicación en Facebook que Borgo titula, con no disimulada alegría:

“ ¡¡¡Tiemblen econazis!!! ¿No era que había calentamiento global antropogénico y baja de la vegetación? Ya veo que tildan al diario de responder a los intereses de las petroleras.”

La nota en cuestión trata sobre el estudio “Greening of theEarth and its drivers“, publicado en Nature Climate Change, año 2016:

http://www.nature.com/nclimate/journal/vaop/ncurrent/full/nclimate3004.html

He aquí la nota periodística:

http://elpais.com/elpais/2016/04/25/ciencia/1461594503_011618.html?id_externo_rsoc=FB_CC

Aquí comienzan las extravagancias, porque según la nota, el estudio no niega que el calentamiento global sea antropogénico, y tampoco las citas de sus autores:
<<”Con este estudio, hemos podido atribuir el enverdecimiento (sic) del planeta al aumento de los niveles de CO2 atmosféricos provocado por el consumo de combustibles fósiles. Al haber más dióxido de carbono, las plantas han podido generar más hojas capturándolo de la atmósfera durante la fotosíntesis. Gracias a ello, el incremento de la concentración de este gas de efecto invernadero se ha visto frenado”, explica el científico del CREAF Josep Pañuelas.>>

O que ese aumento de vegetación sea favorable, o pueda sostenerse en el tiempo:
<<”El efecto del dióxido de carbono cada vez es menor a medida que las plantas van aclimatándose a este aumento”, asegura el experto…>>
Es decir, la nota no permite decir nada contra el calentamiento global antropógenico, algo que a Borgo se le pasó por alto en su entusiasmo.

Esto se mencionó más de una vez, sin que el mentado responda nada.

En otra nota, sobre el mismo estudio, los involucrados sostienen que el aumento de vegetación puede no ser bueno, ni sostenerse a largo plazo, ni compensa por otras consecuencias del calentamiento global:

http://www.bbc.com/news/science-environment-36130346

Independientemente de esto, Borgo explica:
Alejandro Borgo: “Las pruebas extraordinarias recaen en quienes afirman que el calentamiento global es causa de la actividad del hombre. Para mí, y otros colegas, esto no se ha demostrado.”

A medida que se sucedían los comentarios de escépticos (verdaderos escépticos –y probablemente escoceses), se amontonaban los estudios, gráficos y notas, mientras Borgo ejercía el superpoder del interés selectivo. Sólo respondía a la parte menos relevante y argumentativa del comentario, y aparentemente no revisaba ningún enlace –aunque sean papers-, se limitaba a dudar del calentamiento antropogénico, sin tratar de salir nunca de esa duda.

He aquí la lista de enlaces pegados por los escépticos en esta escaramuza:

http://www.nature.com/nature/journal/v453/n7193/abs/nature06937.html

http://science.sciencemag.org/content/306/5702/1686

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:2000_Year_Temperature_Comparison.png

http://circuloesceptico.com.ar/2014/02/ciencia-basica-cambio-climatico-calentamiento-global

http://rationalwiki.org/wiki/Global_warming

http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/8/2/024024;jsessionid=F6595D32D7EA4AC7C2B00423A1CAAB8E.ip-10-40-2-73

https://www3.epa.gov/climatechange/images/science/GHGConc2000-large.jpg

http://circuloesceptico.com.ar/2014/02/libertarios-desinformacion-calentamiento-global

https://skepticalscience.com/co2-temperature-correlation.htm

http://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?feature=4769

https://www.skepticalscience.com/co2-limits-economy.htm

https://elgatoylacaja.com.ar/calor-humano/

https://es.wikipedia.org/wiki/Climagate

http://magonia.com/2014/12/12/los-negacionistas-del-cambio-climatico-no-son-escepticos/

Por la otra parte aparecían enlaces de ideología libertaria –MisesHispano para ser precisos-, videos de Youtube, blogs, y varias notas de páginas que no son de divulgación, algunas sin fuentes o tratando sobre viejos temas como el Climagate.

Tal vez lo más sorprendente sea su opinión sobre el consenso científico, que demuestra una ignorancia de la ciencia que debería ser incompatible con el mote de “escéptico”, y mucho más con alguien que representa al CFI en el deprimido medio local.

Veamos que nos enseña Borgo:

Alejandro Borgo: “…donde hay consenso cientìfico no hay ciencia. Son dos cosas diferentes. La comunidad cientìfica no le creyó a Alfred Wegener su teoría de la deriva continental, la cual terminó por ser verificada. El tipo murió sin que el “consenso cientìfico” le diera la razón…”

Uno de los pocos enlaces que presenta Borgo es una nota de Francisco Bosch en la Revista Pensar (aunque no muy bien) con la misma idea, cuya formulación violenta y lapidaria se le debe a Michael Crichton:

 ”No existe algo así como ciencia consensuada. Si es consenso, no es ciencia. Si es ciencia, no es consenso. Punto.”

Y Bosch la desarrolla:

Los consensos y las mayorías no son mecanismos de validación de veracidad alguna. Para la ciencia, el consenso no tiene importancia: un solo investigador podría ser el que está en lo cierto y ello no causaría ningún problema al conocimiento científico. Tal como dice Crichton en la misma conferencia: “Los grandes científicos de la historia son grandes, precisamente, porque rompieron el consenso”.”

http://www.pensar.org/2007-04-bosch.html#author

Es realmente notable.
Como dato importante, la revista Pensar la dirige (o dirigió) el mismo Borgo, y bajo el (supuesto) apoyo del Center For Inquiry. Incluso Borgo es representante nacional del CFI (hasta su correo tiene un dominio del CFI).  Cuando la postura del CFI claramente no es negacionista[1].

Ciertamente “consenso” no es lo mismo que “consenso científico”. Al último se llega a través de publicaciones, revisión de pares, y replicación de experimentos; para el primero puede bastar una votación entre vecinos.

https://es.wikipedia.org/wiki/Consenso_cient%C3%ADfico

Es obvio que el consenso científico no sirve para saber si una proposición es verdadera o falsa o corroborar hipótesis: el consenso científico es lo que viene después de eso; es una de las formas de comunicar el estado de las investigaciones a la sociedad. Y sostener que “donde hay consenso no hay ciencia” es simplemente una ridiculez: existen varias teorías con amplio consenso científico y sin embargo su cientificidad no se resiente mágicamente por eso, como la teoría evolutiva.

Por otro lado, el escéptico cientificista puede invocar el consenso científico o estudios en materias que no necesariamente maneja. No confiar en el consenso científico supondría que cada escéptico debe manejar todas las ciencias y disciplinas sobre las que habla, revisar todos los estudios y, llegado el caso, replicar todos los experimentos. Y esto es ciertamente un problema para quienes no tenemos telescopios espaciales o un acelerador de partículas en el patio.

Para defender su idea sobre el consenso científico, Borgo recurre a la falacia casuística:

Alejandro Borgo:Decime qué consenso científico tenía Wegener, que fue negado por la comunidad científica mundial. Resulta que su teoría era cierta. Por eso sostengo que el “consenso” puede obstaculizar el progreso. Pero si tenés fe en el consenso, bueno… no te cuestiono nada.”

Es la pretensión de que el caso particular de Wegener y la deriva continental, sirve para criticar el consenso científico.

Encierra otra falacia más, variante de la falacia de asociación, conocida como Capa de Galileo: nadie le dio la razón a Galileo –o Wegener- y tenía razón. Por lo tanto, eso puede estar ocurriendo ahora…

Y la falacia de excepción:

Alejandro Borgo: “No lo generalizo a cualquier imbécil que presente teorías descabelladas y se victimice. Simplemente me referí a un hecho concreto, el de Wegener, ninguneado por la comunidad científica. Eso fue real. Y me quedo ahí.”
Sólo se debe atender al caso de Wegener, y no a los muchos otros casos en donde el consenso científico resultó correcto. (La clasificación de las falacias es a veces dudosa: otros podrían ver en esto una falsa analogía establecida entre “Wegener-Científicos de 1925-1940” y “Negacionistas orates-Ciencia actual”).

Otras falacias más, que incluyen algunos errores:
Alejandro Borgo: “Por otro lado, hay una cuestión económica: Estados Unidos es el país que más contamina. Pero es el que produce más eficientemente por unidad producida. Le sacan la producción a EEUU y termina produciendo un país que no está en condiciones de producir tan eficientemente. ¿Quién se perjudica? La población mundial!!!!!!!!!!!!! No lo ven? En el fondo es un tema más económico que climatológico.”

Esto es un claro ad consequentiam. Las consecuencias de la adopción de acuerdos sobre cambio climático no nos dicen si el calentamiento global es antropogénico o no, ni nos dan la pauta de qué idea debemos creer o defender. Para colmo EEUU no es el país que más contamina, ni siquiera es el segundo más contaminante, el país que más contamina es China, y en segundo lugar India[2].

Y así, sin revisar estudios, con varias falacias en su prontuario, e ignorando varios comentarios, Borgo cierra el debate:

Alejandro Borgo: “Doy por teminado esto: no hay pruebas suficientes de que el calentamiento global sea antropogénico. Por lo tanto, lo pongo en duda. Carpe Diem!!!!!!!!!!!!”

Alejandro Borgo: “Bien, por mi parte doy por terminado el tema. No me puedo contradecir con una entrada que puse en mi blog. Facebook no sirve para debatir…

Alejandro Borgo: “estos pibes no saben nada y se creen que saben, o sea, son ignorantes y hacen alarde de su ignorancia. Que digan lo que quieran… el callejón tiene un letrero que dice: “Hasta acá llegamos””.

Con esas actitudes, ningún lugar sirve para debatir.

Como los debates a menudo no pueden terminar así, unilateralmente y con la afirmación de la idea refutada varias veces, los comentarios siguieron, por lo que Borgo optó por bloquear a quienes no estaban de acuerdo con él, argumentando que no soportaban que él no estuviera de acuerdo con ellos:

Alejandro Borgo: “Hay varios que ya no pueden opinar en mi muro, mucho menos cuando han insultado y siguen insistiendo tratando de imbécil y magufo a quien no piensa como ellos… Ahora van a salir las voces de la horda democrática a decir que es “censura”… Pero no, es mi decisión de que dejen de embarrar la cancha.”

Quiénes no piensan como ellos” es aquí “quienes  piensan mal”, dejándose guiar por su ideología, sus prejuicios; rechazando revisar toda evidencia, entorpeciendo y negando el debate para terminar luego expulsando gente y, además, esgrimen justificaciones infamantes para mitigar su pobre desempeño.

He aquí el debate:

https://www.facebook.com/alejandro.borgo.5/posts/1220898344586993?comment_id=1228487707161390&reply_comment_id=1228495973827230&notif_t=feed_comment_reply&notif_id=1462723864997866

Una versión de texto en pdf:

https://www.dropbox.com/s/p8gcsqx14qu4ovq/Alejandro%20Borgo.pdf?dl=0

Y otra versión en pdf, con capturas de pantallas:

https://www.dropbox.com/s/zfypiy244x1wrde/Borgo%20en%20Im%C3%A1genes.pdf?dl=0

La autoría de esta sección es casi simbólica: está confeccionada en base a los comentarios de escépticos en esa publicación, y es apenas un resumen con algún orden y ciertos añadidos retóricos.

13140991_1029449503808344_1066300060_n
(Sesgamon: una graciosa imagen que pegó un escéptico en el debate en referencia a Borgo)


Demasiadas preguntas, todas con respuestas

En el primer Congreso Latinoamericano de Filosofía Científica en honor a Mario Bunge, Borgo participó con una charla. En dicha charla, básicamente no aportó nada relevante, y se dedicó a hacer un montón de preguntas, muchas bastante estúpidas. He aquí la charla:

https://ar.ivoox.com/es/charla-alejandro-borgo-audios-mp3_rf_8944849_1.html

Algunas acotaciones.

Minuto 13:25 y 14:25 Borgo pregunta cómo se forma un precio o cuánto valen las cosas.
Primero que nada hay que aclarar la diferencia entre Precio y Valor
El precio es el valor que se le da a un bien (o servicio), en el mercado y el Valor es el beneficio que podemos obtener los actores por dicho bien (o servicio).

Si hablamos del valor de las cosas podemos comprender que existen 2 categorías. Las del valor subjetivo y las del valor objetivo.

En la categoría del valor subjetivo se encuentra la teoría más sustentada en evidencia y la cual tiene el consenso científico más grande. Es la teoría de la utilidad marginal. Generada Friedrich von Wieser. Es una teoría de la escuela neoclásica. Sostiene que las cosas tienen valor subjetivo y este valor depende del que nosotros asignemos. La paradoja del diamante y el agua formulada por Adam Smith pudo ser resuelta gracias a esta teoría, ya que se planteaba que un diamante vale más pero no por qué sea más útil que el agua sino porque nosotros le asignamos un valor subjetivo.
Un estudio que muestra se presenta en el cerebro la satisfacción de diferentes formas avalando la teoría de la utilidad marginal (Stauffer, W. R., Lak, A., &Schultz, W. (2014). Dopaminerewardprediction error responses reflect marginal utility. CurrentBiology : CB, 24(21), 2491–500. http://doi.org/10.1016/j.cub.2014.08.064)

Dentro de las teorías del valor objetivo se encuentra la teoría valor-trabajo que plantea Marx, esta teoría ampliamente refutada solo podría ser seguida por algún fanático como cualquier teoría de valor objetivo. Ningún bien podría valer algo objetivamente, ya que nosotros somos los que nos encargamos de asignarles una utilidad y podemos discrepar entre las personas dependiendo de nuestras necesidades/gustos. Lo que se puede es comparar un bien de forma objetiva con otro bien, en base a algún punto, por ejemplo diríamos que el diamante vale menos que el agua si hablamos de bienes necesarios para sobrevivir, pero nunca podríamos decir que el diamante vale más intrinsecamente. La teoría valor-trabajo propone básicamente que las cosas valen más o menos dependiendo del tiempo de trabajo empleado.

Entendiendo esto, se puede contestar tranquilamente la pregunta de Borgo. Si, existe hoy en día un consenso acerca del valor de las cosas y es el de la teoría de la utilidad marginal. Y se tienen en cuenta los factores que el describe en la charla y esto no es nada nuevo, la teoría proviene de 1884, por lo que los que siguen pensando en las teorías del valor objetivo (teoría del valor trabajo de Marx) caen en la pseudociencia. Por otro lado el precio que se le asignan a las cosas en el mercado tiene en cuenta el trabajo, la materia prima, transporte, etc. Pero al final de todo nosotros somos los que asignamos el valor a las cosas.

15:25 Pregunta si debe haber salario mínimo. Respecto al salario mínimo al revisar más evidencia sobre el tema es bastante discutido, por lo que hay muchos estudios con diferentes resultados:https://en.wikipedia.org/wiki/Minimum_wage
Lo importante pienso es que hay que remarcar el hecho de que debemos intentar evitar el sufrimiento, por ejemplo de las personas que necesitan más dinero y no lo tienen.
La respuesta del salario mínimo depende del caso y la evidencia correspondiente a dicha situación.

15:50 Una economía regulada sería mejor puesto a la evidencia que nos demuestra que el mercado no se regula solo (crisis de sobreproducción y otras a lo largo de la historia por ejemplo, vease caso pánico 1873 y crisis 1929).
Economía regulada sería con intervención estatal, y economía no regulada o libre sería sin intervención estatal. (hay que tomar en cuenta que al hablar de una intervención no se habla exactamente de la máxima posible o la mínima posible, simplemente que la intervención puede ser beneficiosa es muchos casos, ahora para decidir la intensidad de esa intervención hay que hacer un análisis más profundo.)

16 Pregunta que es la escasez. Existencia limitada e insuficiente de algo, especialmente si se considera necesario. http://lema.rae.es/drae/srv/search?id=leP7iltCGDXX2L9LMQ0U
Pregunta también que produce la pobreza, esta tiene varias causas muy estudiadas.

16:25 Pregunta si uno se enriquece cuando vende o cuando compra, y como bien señalan más tarde, hay una falsa dicotomía ya que las personas pueden enriquecerse tanto cuando venden o cuando compran, y hay situaciones en las cuales las 2 personas se enriquecen pero en diferentes bienes (cambio de oro por diamante).

16:35 Pregunta si la pobreza es un problema de la mala distribución de riqueza. Por un lado si, es una de las tantas causas.

17:25 Si, el liberalismo se aplicó en el pasado desde más o menos la primera revolución industrial, tuvo bastantes problemas y no tantos por el lado económico sino social.

Para colmo, Borgo realiza charlas-cursos[3] donde cobra 500 pesos la inscripción. Dichas charlas son sobre cómo identificar charlatanes. Me imaginó que una vez finalizado el curso, Borgo comprueba la eficacia de su taller viendo cuantos se dieron cuenta de que él mismo era parcialmente un charlatán, por lo menos cuando se trata de hablar sobre temas que entran en conflicto con su pseudocientífica ideología. Y si es que alguien pagó esa suma, espero que no haya sido para escucharlo hacer trece millones de preguntas, todas con respuestas.
Veremos que le depara a la futura escena del escepticismo argentino, con esperanza de que sus exponentes no caigan en patéticas posturas pseudocientíficas camufladas de escépticas.

borgo

[1]http://www.centerforinquiry.net/advocacy/global_climate_change_triggered_by_global_warming/

[2]http://www.infobae.com/2014/11/28/1611872-cuales-son-los-paises-que-mas-contaminan

[3]https://www.facebook.com/events/237574319925651/

Los abusos de la palabra “energía”

                                        
Una de las palabras de las que más se abusan tanto los charlatanes de todo tipo, como las personas comunes que intentan justificar creencias endebles es sin duda la palabra “energía”. Esta palabra también en el lenguaje de uso cotidiano carece por lo general de justificación y precisión, lo que hace que raras veces se la utilice como corresponde. De tantos usos injustificados, este término de apariencia “técnica” terminó por ser de un significado completamente vago y aparentemente aplicable a todo. La definición de energía utilizada tanto en las pseudociencias como popularmente, no tiene absolutamente nada que ver con lo que la ciencia y la semántica  entienden por energía(s), sino más bien, es por lo general absolutamente arbitraria, ambigua e imprecisa, y tiene como fin una impostura explicativa. Ante cualquier supuesto hecho paranormal/sobrenatural, sacan a relucir está práctica palabra como parte de una supuesta explicación, con el problema de que no está nada claro a que se refieren con tal, ni si tal palabra representa algo verdaderamente real, y no un simple fruto de la creencia irracional.  En algunos casos, ésta se utiliza para explicar o representar hechos cuya explicación realista no tiene relación con energías de ningún tipo, y en otros casos, tal palabra sirve para “explicar” hechos que directamente no tienen más base que la excitada imaginación de sus creyentes. El fin de éste artículo es analizar los abusos vagos e injustificados de la palabra, y como bonus, tratar algunos temas relacionados con tal, que específicamente son: el reiki y la energía orgónica.

A veces, se refiere popularmente con “energía” a sensaciones o impresiones, por ejemplo: “Esa persona tiene una mala/negativa/baja energía”. Esto puede significar que aquella persona no le cae bien, por ejemplo, por no compartir sus creencias. Pero, al no poder comprender el hecho de que una persona no sea de su agrado, atribuyen el fenómeno a “energías” inexistentes, típico de la cosmovisión animista y primitiva. El agrado o desagrado de una persona tienen bases puramente psicológicas, donde el uso del término energía no contribuye en nada a una explicación realista del agrado o desagrado personal. Las personas no poseen ni misteriosas “energías”, ni “vibraciones de onda”, ni nada parecido que pueda influir en como la perciben los demás. Lo que sí, las personas poseen estados de ánimo, ideas y comportamientos que sí influyen en como los demás la perciben. Cuando un supersticioso se encuentra frente a una persona pesimista y depresiva, suele culpar a su “energía” o “vibraciones”, y juzgar arbitrariamente a esa persona en virtud de estas, e incluso suelen excluirlas y rechazarlas inmoralmente, en lugar de intentar ayudarlas –por ejemplo preguntándoles cordialmente cómo están y por qué. El estado de esa persona y nuestra reacción ante ellas poseen bases psicológicas, donde no hay “energías” místicas que influyan en relaciones humanas.

Otro ejemplo de abuso de la palabra energía es su confusión con el optimismo o pesimismo. Por ejemplo: “Necesito tener una energía positiva para poder atravesar este momento”. Aquí se puede interpretar “energía positiva” como actitud optimista. Aunque no tenga nada que ver el optimismo con “energías” (más allá de la energía que requiere el cerebro para funcionar). La atribución de “energías” positivas (buenas) y negativas (malas) a todos tipos de personas, pensamientos y posturas, intentando clasificarlos dualistamente  es parte de una visión maniqueísta propia del humano primitivo.

El mal uso de la palabra energía da pie a la invención de miles de energías inexistentes o incomprobables -inconmensurables. Y esto a su vez, da pie a todo un negocio. Por ejemplo el negocio de las rocas que poseen “energías positivas”. Esto es un excelente ejemplo de la atribución de valores positivos/negativos a energías inexistentes, fenómeno digno del pensamiento mágico. Recuerden los “amuletos de buena suerte”, comunes en la Edad Media. Lamentablemente este pensamiento primitivo volvió a la moda y está en auge en nuestra cultura actual, triste y gravemente contaminada de superstición debido al nocivo fuerte impacto del movimiento anti-intelectual conocido como New-age. Por ejemplo, en México donde se encuentran ruinas mayas y aztecas es fácil encontrar comerciantes de rocas que supuestamente se cargan con la “energía” de las pirámides (como si tal cosa existiera). Sin embargo no se registró jamás en la historia una sola prueba concluyente que demuestre que existan “amuletos de la buena suerte” eficaces, rocas con algún tipo especial de energía ni incluso, que las pirámides posean alguna propiedad especial (como afirman los pseudocientíficos piramidólogos). Todo esto es solamente cuestión de creencias que no están para nada basadas ni en la razón ni en las evidencias, sino en un infantil deseo de creer lo que fácilmente se puede comprobar como falso.

Así, el termino energía del modo en que lo usan comúnmente es completamente vago, y sirve tanto como forma de camuflar la ignorancia, como para ejercer la charlatanería con un término aparentemente técnico. De esta forma su significado real pierde totalmente valor. La desvirtuación de esta palabra es propia del movimiento new-age y la pseudociencia clásica. Se dice por ejemplo que los chakras “regulan energía espiritual”, pero esta energía como prácticamente todas las energías del new-age no es más que una ficción inconmensurable y por lo tanto incomprobable. También dicen que “Dios es energía”, lo que refuerza más el hecho de que se refieren con este término a cualquier tipo de ficción.
Sin embargo, no todas los malos usos de la palabra provienen de creencias tan irracionales. Muchos malos usos provienen de importantes intelectuales e incluso de científicos. El astrofísico Gustavo Esteban Romero denuncia en un artículo suyo (Creatio ex nihilo y cosmología: algunas clarificaciones)  que la palabra energía es también mal usada por los propios físicos:
 “Muchos físicos tienden a reificar no sólo conceptos sino también propiedades. El caso más típico es el de la energía. Expresiones como “energía pura” no tienen sentido. La energía es una propiedad de las cosas. No puede haber propiedades sin individuos que las posean. Así, no puede haber sonrisas sin rostros que sonrían, ni digestiones sin estómagos que digieran. Tampoco puede haber energía sin sistemas concretos. La energía es simplemente la capacidad de cambiar que tiene un dado sistema físico. Un error notable es confundir energía con radiación. La radiación está formada por partículas. En el caso de la radiación electromagnética, por fotones. Por citar un lugar común, cuando una partícula se aniquila con su antipartícula, no se “libera energía”, sino que ocurre un cambio en la naturaleza de las partículas, que pueden ser transformadas en fotones, neutrinos, etc. De hecho, la cantidad de energía del sistema se conserva durante la interacción.” (Las negritas son mías).

Esto nos lleva a buscar una definición clara de la palabra:

Mario Bunge en su diccionario de filosofía ofrece una definición bastante clara de energía que resumiré a continuación: <a) PROPIEDAD: La medida en la que una cosa concreta cambia y puede cambiar. (…) La energía es la más universal de las propiedades de las cosas reales (…). Precaución 1: la energía es una propiedad, no una cosa; no existe por si misma sino a la par de la materia (…). b) PREDICADO: la medida más general del cambio real o potencial. Existen diferentes clases de energías: la potencial y la cinética, la mecánica y la térmica, la electromagnética y la nuclear, etc. La energía está representada por predicados en diferentes teorías: por funciones en algunas, por operadores en otras.  Esta es una razón para no confundir los predicados con las propiedades que representan.>

Los abusos de la palabra “energía” son demasiado frecuentes. Lo que podemos hacer en presencia de esta palabra usada de forma vaga o plenamente injustificada, es preguntar a qué tipo de energías se están refiriendo, si a energías electromagnéticas, nucleares, térmicas, etc.  Ante respuestas como “energía espiritual”, “energía pura”, “energía orgnónica”, “energía etérea” o alguna vaguedad similar inexistente y/o vinculada a la pseudociencia, podemos descartar la legitimidad del término. Debemos exigir rigor ante las definiciones de energías que nos intenten dar, muchas veces los promotores de las medicinas alternativas hablan de “energías” sin especificar de ningún modo que son o a que energía se refieren, aquí debemos agudizar nuestro escepticismo y pedir una definición clara, precisa y demostrable de los que nos quieren decir.

A continuación, examinaré dos pseudociencias relacionadas con supuestas energías:

Reiki, el arte de manipular energías inexistentes


teaserbox_52362974
Mikao Usui


   Contrario a lo que comúnmente se piensa, el reiki de milenario no tiene nada. Se trata de una práctica inventada por el monje Mikao Usui en 1922. Como pasa con las prácticas de la MTC (Medicina Tradicional China), parte de sus consumidores confían en su eficacia creyendo que la práctica lleva milenios, y creen, muy erróneamente porque se trata nada más que de una falacia ad antiquitatem, que por esto la práctica es más confiable. Pero no, la MTC como sistema de creencias, al igual que el reiki, data del S XX. La acupuntura como la conocemos (con agujas pequeñas, ya que antes las agujas eran mayores y se utilizaban en una especie de sangría), por ejemplo, es un invento de los años 30 del pediatra chino Cheng Dan’an. Así como los fundamentos teóricos de la acupuntura antigua (no la de pequeñas agujas) datan de la revelación de un supuesto “dios” emperador de las montañas (del que claro, no hay evidencias históricas),  el reiki se le fue “revelado” a Usui en un retiro espiritual en las montañas. Nada de estudios de fisiología, microbiología, medicina, ni nada de eso.
Este consiste en pasar las manos en diferentes direcciones por sobre el cuerpo de alguien tendido sin tocarlo, supuestamente, para manipular sus energías y así conseguir logros “terapéuticos”. Claro está, que no hay ninguna evidencia de que estas energías existan. Según algunos practicantes de reiki, su práctica sirve para lograr mejoras en el cáncer, la bulimia, el dolor de espalda, la presión alta, la diabetes, el estreñimiento, etc. El mismo  Usui no dudó en poner su academia y en cobrar por su práctica, y hoy en día muchos estafadores inconscientes de serlo la llevan a cabo por lo general, cobrando grandes sumas de dinero por sesiones o enseñanzas y alegando que pueden tratar los problemas mencionados y muchos más.
¿Hay evidencias de que el reiki funcione? No exactamente, pero tenemos evidencias de que no funciona. De hecho, sobre el timo de que los practicantes ”pueden sentir la energía de las personas a distancia”, tenemos el estudio de Emily Rose. Esta es una mujer que a la edad de 9 años realizó un experimento en el que demostró que los practicantes no podían sentir estas inexistentes energías. Fue la persona más joven que publicó en una revista científica médica revisada por pares (el Journal of the American Medical Association). El experimento consistió en colocar a varios de estos curanderos detrás de una pantalla y hacer que sus manos salieran por un hueco; la niña colocaba su mano (sin tocar al curandero) sobre de una de sus manos sin que el individuo detrás de la pantalla pudiera ver, y si esta teoría era cierta, el curandero debía saber si la mano de la niña estaba o no debajo de la suya, y si estaba, en cual, ya que debería sentir su “campo biomagnético”, “vital” o “energético”. Claramente el experimento demostró que no sentían en absoluto dicho campo, nunca pudieron demostrar que sabían sobre qué mano la niña colocaba la suya, ni si efectivamente la colocaba. Se debe sentir muy mal que una niña de 9 años refute correctamente una teoría de la cual vivís ¿No?… Ningún experimento posterior refutó los descubrimientos de Emily.
Como tratamiento médico tenemos varios estudios que demuestran su ineficacia. En Effects of reiki in clinical practice: a systematic review of randomised clinical trials[1] M. S. Lee, M. H. Pittler y E. Ernst analizan randomizadamente varios estudios para concluir que no tiene evidencia a su favor para el tratamiento de ninguna patología, salvo como placebo (y como sabemos, el placebo se limita a muy pocos problemas, por lo general hipocondriacos, y no representa una mejora real). Hoy a la comunidad científica no le queda ninguna duda de que el reiki tanto teórica como prácticamente es un completo timo.
 

0000945319
Emily Rosa


La energía orgónica

Los psicoanalistas son gente curiosa. Como si no bastara con que el psicoanálisis fuera en sí mismo una pseudociencia, muchos importantes psicoanalistas fueron aún más lejos y crearon otras pseudociencias, como sí ejercer una les pareciera poco. Tenemos a Velikowsky y su libro “Mundos en colisión” donde confunde hidratos de carbono con dióxido de carbono y en base a esto afirma que los judíos se alimentaron de un pan brotado de un cometa que pasó cerca de la Tierra, entre otros disparates. Y también tenemos al psicoanalista Wilhelm Reich, quién decía ser hijo de un “hombre del espacio”, inventor de la “energía orgónica” (palabra creada a partir de la raíz de “organismo” y “orgasmo”). Esta supuesta energía cósmica omnipotente emanaba de todos los seres vivos y estaba involucrada en los orgasmos. Reich sostenía que tal energía podía ser mesurable y que además era responsable del color del cielo, la gravedad e incluso las revoluciones políticas frustradas. Completamente convencido, intentó probar su existencia construyendo en 1940 el primer “condensador de energía orgónica”, que incluso usó en pacientes con cáncer creyendo que así podía ayudarlos. Totalmente animado por su hipótesis, llegó al punto de invitar a nadie menos que al mismísimo Albert Einstein a discutir sobre su “nueva ciencia”, la orgonomía.
A pesar de sus optimistas intentos de probar la existencia de la energía orgónica, Reich jamás lo logró (como tampoco Freud pudo debidamente probar sus teorías, no mucho menos fantasiosas).  
 Para colmo, su vida fue de mal en peor y terminó falleciendo el 3 de noviembre 1957 en la Penitenciaría Federal de Lewisburg en Pennsylvania, donde fue enviado luego de una acusación penal impuesta por negarse a obedecer una orden contra la venta de equipos médicos fraudulentos.
A pesar de que la orgonomía no posea una sola evidencia a su favor y que además, haya sido creada por un tipo que rozó la completa locura, dicha pseudociencia continúa siendo popular y hasta se venden condensadores de “energía orgónica”, en forma de bonitas artesanías.

pete-orgone-acumultr
Reich en su condensador de energía orgónica

[1] https://dx.doi.org/10.1111%2Fj.1742-1241.2008.01729.x