Mes: julio 2017

Manuela Castañeira y la estrategia política del victimismo panmachista

Lo que veremos a continuación es un afiche apócrifo anónimo que parodia el afiche de Manuela Castañeira del partido político de izquierda Nuevo Más, hecho por lo que se sabe simplemente como chiste:
e
Manuela es precandidata a diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires,  y este es su verdadero afiche publicitario:

Resultado de imagen para Manuela Castañeira candidata

Ante este chiste, el Nuevo Más publicó el siguiente comunicado:

(27/7/17) COMUNICADO DE PRENSA

En horas de la mañana apareció por redes sociales de manera simultánea en todo el país un afiche apócrifo de provocación machista y misógina contra nuestra compañera Manuela Castañeira. Está campaña sistemática lanzada simultáneamente en todo el país busca atacar el honor y el compromiso militante intransigente de nuestra compañera con las causas de las mujeres, los trabajadores y la juventud. Es de público conocimiento que Manuela Castañeira es una importante referente de la izquierda y una de las principales figuras del movimiento de mujeres en Argentina, de la lucha por Ni Una Menos, y que con esta provocación se intenta atacar a todas las mujeres por su condición de tales. El Nuevo Mas y Las Rojas llamamos a hacer público de todas las formas posibles el repudio activo a estos graves ataques contra nuestra compañera.

 Comité Ejecutivo del Nuevo Mas, Agrupación de mujeres Las Rojas Miércoles 27 de julio, 13.30hs

https://www.mas.org.ar/?p=13298

Las negritas son mías.

La página oficial de Manuela reaccionó diciendo básicamente lo mismo:

Sin título

Luego, publicaron la siguiente entrevista:

Este es su propio resumen: “Hubo una campaña viral, sistemática, contra el Nuevo Mas, Las Rojas y mi persona, tomando un afiche nuestro de forma apócrifa con contenido machista. Una verdadera provocación porque lo que busca es que a aquellas mujeres que nos plantamos por nuestros derechos no nos tomen como personas sino como objetos. Y quiero decir que no existe tal cosa como ´chiste machista´, no hay chiste, es sólo machista. Repudiemos este ataque de odio hacia las mujeres.” 

Luego de lo resumido, pasa a comparar el chiste con “las campañas de burla de los nazis hacia los judíos”. No tardó en hacerse ver la Ley de Godwin.  En el vídeo, la mayoría comentó que Manuela estaba exagerando, lo que es completamente cierto. Ante esto llegó una ola de censura que procedió a eliminar todos los comentarios negativos y dejar únicamente los positivos y halagadores de la forma más descarada, tanto en la publicación del video como en la del cartel.

Según el partido Nuevo Más, un chiste alusivo a la masturbación es “misógino y machista” (y una especie de conspiración para aniquilar la lucha de las mujeres y humillar a Castañeira arruinándole su carrera política para siempre). Pregunto… ¿Qué clase de minusválido mental ve misoginia en un chiste así? ¿Qué clase de desvirtuación y devaluación de una acusación tan grave como la de odiar a las mujeres es esa? ¿Qué va a pensar un verdadero misógino cuando se le acuse si la sentencia es tan irrelevante como un simple chiste? Cuando vi esto les comenté que eran unos llorones y victimistas y que por eso no los iba a votar, que así me avergüenza ser de izquierda -porque, a pesar de estar escribiendo esto, me considero de izquierda, aunque no tenga especial simpatía por un partido particular, por lo que no, ni soy “de derecha” ni un enviado del FIT como muchos estarán pensando. Me borraron el comentario y me bloquearon de la página, ya no puedo comentar. Esto me lleva a pensar ¡Que parva de susceptibles aniñados insoportables que pueden ser los de izquierda! La derecha nunca se caracterizó por su inteligencia, pero la izquierda actual es como un niño caprichoso insoportable. Se merecen su fracaso.

Esta política de exageración y censura puesta en práctica en el poder solo podría derivar en un gulag para los burlones. La victimización y la persecución ultrasuceptible del humor es realmente lamentable. Y más en este caso, con un chiste tan irrelevante tomando tan en serio de la forma más sobreinterpretada y paranoica. Esta actitud ya la vi en la izquierda antes, cuando se justificó la masacre terrorista en nombre del Islam a los editores de la revista satírica francesa Charlie Hebdo, caracterizada por su humor crítico a la religión (no solo al islam, sino al judaísmo y al cristianismo también). Muchos de izquierda más que repudiar el acto terrorista se pusieron a justificarlo diciendo que la revista “hacía humor islamófobo”, lo que parece más grave que el múltiple homicidio en nombre de una religión ultra misógina. Y cuando digo que el islam es misógino, me refiero a realmente misógino, no a algo comparable con un chiste con referencia a la masturbación. A muchos de izquierda parece alarmarles más el humor que la opresión sistemática y brutal a la que se ven sometidas las musulmanas. Opresión brutal real, no “cosificaciones” místicas. Incluso algunos llegan al extremo de justificar la misoginia del islam (no vaya a ser cosa de que sean acusados de islamófobos) pero patalean estrepitosamente cuando ven un chiste que se burla del islam o que tiene algún misterioso halo de machismo solo visible ante los iniciados de una secta de ultrasuceptibles obsesos. La página de Eameo recientemente se vio, también, perseguida y virtualmente linchada por un supuesto chiste misógino.

Ante esto imagino las siguientes posibilidades: 1 Los del Nuevo Más entendieron el chiste pero son tan estúpidos que realmente piensan que es misógino, machista y una conspiración contra las mujeres, la izquierda y su lucha. 2 Los del Nuevo Más no entendieron el chiste. 3 Entendieron el chiste pero lo sobreinterpretaron e inflaron su relevancia para llamar la atención y dar a conocer su campaña, que de ser así, los haría absolutamente despreciables.
Si el caso es el segundo procedo a explicarles: El chiste es que “Manuela” se le dice a la masturbación tanto femenina como masculina, es un juego de palabras con “mano”, y la palabra “izquierda” refuerza la idea. Que Manuela sea mujer es algo que no tiene nada que ver, y menos con “cosificaciones” y esos delirios típicos de la sobreinterpretación por obsesión o por justificación rebuscada. Bajo este rebusque interpretativo puedo decir que ofenderse es machista porque refuerza la idea de que las mujeres son castas puritanas que no se masturban. Primero se intenta visibilizar “la masturbación femenina” pero luego se condena los chistes que hacen referencias a la masturbación e incluyen mujeres. ¿Por qué el hombre tiene que estar necesariamente vinculado a la masturbación? ¿Acaso las mujeres no se masturban o no usan sus manos para ello? ¿No puede aludir acaso a la masturbación femenina? ¿Cómo saben que lo hizo un hombre el afiche? ¿Si lo hizo una mujer, en referencia a la masturbación tanto femenina como masculina, eso la convierte en misógina? ¿Tanto cuesta bancarse un chiste? Si yo me apellido Ganzo y hago una campaña con el eslogan “tiremos juntos con Ganzo” y alguien hace el chiste ” tiremos juntos el Ganzo ” ¿Puedo decir que es machista también? Parece que el hecho de que un chiste sea machista o no depende de si en algún momento por alguna razón y en cualquier circunstancia nombramos a una mujer.  Y si involucra a una… ¡Ah! Entonces ya es legítimo hacer comparaciones con los nazis, queda bien en campaña. Las pobres son seres sagrados de las que no nos podemos reír ni hacer chistes porque su inferioridad las hace hipersuceptibles y si no nos podemos reír de los discapacitados y desgraciados, a la mujer también aplica. Eso dan a entender.  El sobreproteccionismo al sexo femenino con el sobrevictimismo da una idea de inferioridad de la mujer, de que tiene que ser protegida y consentida ¡No vaya a ser cosa que alguien haga un chiste que hiera sus pobres y delicadas susceptibilidades! ¡No dejemos comentarios negativos en la página de Manuela, miren si hieren sus frágiles sentimientos con “microviolencia machista”!  Son patéticos.

Para colmo, esta victimización panmachista paranoica no sirve ni como demagogia ni como proselitismo, porque es en general profundamente desagradable. Se darían cuenta un poco más, tal vez, si no se esforzaran tanto en eliminar y censurar cualquier opinión que no les guste. A la gente le produce un profundo rechazo y deberían darse cuenta si buscan ser estratégicos con sus campañas. Estas poseen fallos tremendos, la sobrevictimización, la repetición enfermiza de acusaciones graves hasta que su significado pierde sentido por devaluación, la persecución exagerada del humor  y la censura produce un rechazo general que parece que parte de la izquierda no entiende o no le importa. Estas actitudes son calificadas bajo el termino SJW (Social Justice Warriors) usado como despectivo para los obsesivos patológicos de la corrección política y la paranoia victimista que no pierden oportunidad de tratar de “machista” o “misógino” al primero que pase. Mientras la izquierda siga con estos vicios, van a seguir siendo perpetuamente rechazados y condenados al fracaso electoral y nadie, ni yo, lo lamentará.

 

 

Anuncios